NOVEDADES

Panamá Papers: las filtraciones electrónicas son el nuevo estándar.
Por Noelia Díaz

Mar Cabra, coordinadora de la Unidad de Datos e Investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), estuvo ayer en la primera jornada del Hack/Hackers Buenos Aires Media Party y dio una charla sobre cómo trabajaron en la mayor filtración de la historia del periodismo: los Panamá Papers.

“Con el Consorcio empezamos a trabajar la información en abril del año pasado, pero todo empezó en Alemania cuando llegó un email al periódico Suddeutsche Zeitung con una pregunta sencilla: ‘Tengo esta información ¿La querés?’, contó Mar Cabra. Además, dijo que para ella son héroes: “Fueron en contra de ese impulso que tenemos los periodistas de querer agarrar la información y publicar en la tapa del diario la exclusiva con nuestro nombre. Ellos intentaron hacer algo diferente y decidieron compartirlo porque no podían lidiar solos con todo eso”.

Desde el ICIJ cuando recibieron los 2,6 terabytes de información que provenía de Mossack Fonseca, una firma de abogados panameña que funda y establece compañías inscritas en paraísos fiscales, se preguntaron cómo hacer que esa filtración esté disponible para cientos de periodistas en todo el mundo.
“Acá en Argentina llamamos a La Nación, Canal 13, en España al Confidencial y así a distintos diarios del mundo. Les preguntamos si querían trabajar con nosotros porque teníamos una información muy valiosa”, aseguró.

A los diferentes medios de comunicación les explicaron que no tenían plata para pagar la investigación y que su único requisito era que ellos sumen a sus periodistas. Además, les pidieron que lo mantengan en secreto, que se den los créditos y que publiquen todos juntos.
“Montamos el equipo más grande que ha trabajado en una investigación global: más de 370 periodistas en 80 países”, confirmó Mar.

El 3 de abril de este año, de manera simultánea, cien medios de comunicación en 80 países publicaron la mayor filtración de la historia del periodismo que involucró a deportistas, celebridades, empresarios, políticos, criminales y traficantes.
“Publicamos todos juntos para conseguir mayor impacto. Después de que se dio a conocer la investigación empezó a haber una revuelta digital que ya no puede ser parada”, contó. Además, aseguró que la revolución será digitalizada y que las filtraciones electrónicas son el nuevo estándar.

Antes de finalizar la charla dijo:
“El periodismo de datos, ese que muchos consideran una moda o algo pasajero, está aquí para quedarse”.

@noelidiaz

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER