NOVEDADES

Historias de escritura y entrevista junto a la periodista Ana Prieto
Por Vera Ferrari | @veferrariok

Ana Prieto fue invitada a dar una charla con estudiantes de 3er año de Periodismo en el aula que lleva el nombre del destacado periodista: Tomás Eloy Martínez. Fue ella quien organizó y catalogó el archivo del periodista y escritor argentino. De raíces mendocinas pero con un acento que data de varias regiones, Ana Prieto tiene dos libros en su haber: uno sobre ataques de pánico (que se basan en una experiencia propia) y otro sobre ataques terroristas. Además, compartió varios testimonios sobre su carrera como freelancer y brindó consejos prácticos para los futuros periodistas a la hora de abordar una investigación.

Con guiños de humor y gran sencillez,
Ana reflexionó sobre el proceso que la lleva a construir la narrativa en cada una de sus obras. "Me sirve ponerme en el lugar del lector", contó la autora, y expresó la importancia de poder trasmitirle a quien lee una nota toda la información recolectada de manera simple y entendible, no importa cuán compleja sea. La pregunta infaltable de los estudiantes fue cuál era su método de desgrabación, a lo que Prieto respondió sinceramente que "no hay ni siquiera una app que sirva para eso, son todas una mentira". Sin embargo, afirmó que puede ser algo positivo porque "permite que volvamos a escuchar las respuestas del entrevistado y nuestra forma de preguntar".

La escritora admitió que
, al momento de elegir la voz en su narrativa, hoy haría elecciones distintas. "No siempre hay que usar el ‘yo’ porque puede ser innecesario", agregó la cronista. "Hay momentos que ameritan aprovechar la primera persona porque le sucedió a uno, pero si no es el caso es preferible no utilizarla", afirmó al referirse a su experiencia para con sus obras. De manera muy sincera, les dejó una gran lección a los estudiantes: "Chicos, por favor, sumarios cortos, tres o cuatro líneas", exclamó entre risas contando con nostalgia su pasado al enviar extensas propuestas a varios medios. Uno de los mejores momentos de su charla fue cuando relató su entrevista a María Kodama, viuda de Jorge Luis Borges, y todo el proceso que la llevó a encontrarle la vuelta a ese personaje. "Era muy elegante pero cuando le hice una pregunta que la descolocó, se le transformó la cara", compartió Prieto y aconsejó que a veces es preferible no insistir y simplemente "exponer la escena y dejarlo a merced del lector".



A su vez, confesó que tiene problemas con la seriedad y la solemnidad. "Cuando leo textos graves o serios, trato de batallar con eso para que no me salga así. Si bien hay temas que merecen ese tratamiento", reflexionó y brindó un consejo a la hora de la escritura: "El mejor texto es el que descansó dos o tres días porque ahí saltan los errores corregibles". También compartió con los chicos que encuentra mucha inspiración en las novelas, especialmente las de terror, género que la fanatiza hace mucho tiempo. "La lectura sirve para encontrar recursos y armar escenas, imágenes y voces", declaró Prieto. Se despidió contando acerca de su proyecto con un grupo de amigas llamado "Misapekas", un relato sobre deportes desde el living de su casa que próximamente estará cubriendo el mundial entre pantuflas y sillones.

Galería
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER