PASA EN ETER

“Tito” Speranza: su unión con la fama y el deporte
Por Melina Ortiz | @meliortizerbes

En una transmisión en vivo a través de streaming por las redes de la escuela, los alumnos de segundo año de Periodismo Deportivo entrevistaron a “Tito” Speranza, quien analizó su paso por la televisión y destacó su amor por el deporte.


Hernán “Tito” Speranza es aficionado del deporte. Cuando era chico le gustaba el ciclismo y quería correr en un velódromo con su bicicleta. Su padre no pudo sostener los gastos y lo mandó a jugar al básquet con los primos. A partir de esa experiencia, el básquet se convirtió en su pasión y hasta tuvo la suerte de pelotearse con “Manu” Ginobili.


Se convirtió en personal training y llegó a ser entrenador de Ricardo Fort. Cuando menos lo esperaba, la vida lo cruzó a la fama y actualmente forma parte del reality juvenil Combate que emite Canal 9 desde 2014.


Con el fin de continuar creciendo, se inscribió en la carrera de Periodismo Deportivo en ETER para unir su situación laboral actual con su pasión de toda la vida. En una charla con los estudiantes de segundo año, habló de su pasado, del presente y analizó el futuro. “Aprendo muchas cosas. Sirve para abrir más la cabeza. No sé qué pasará cuando me reciba, si laburaré de periodista. Sí sé que no tengo ganas ni tiempo de empezar una profesión de cero y ganarme el derecho de piso. Estoy grande. Quiero aprovechar que ya estoy en la tele y sumar ahí”, confesó.


La entrevista fue armada por los estudiantes de NTI y transmitida en vivo a través de streaming desde las redes de la escuela, quienes transformaron el aula Maestros del oficio en una sala de conferencia y en una redacción periodística.


“Antes de aparecer en el programa de Tinelli trabajaba en la distribuidora de un amigo repartiendo filtros, también daba clases. Toda mi vida era estructurada. Siempre quería tener el manejo de lo que iba a hacer. Aparecí de casualidad en la televisión y me empezó a cambiar la vida”, recordó. “Tito” saltó a la popularidad en ShowMatch como el guardaespaldas de Ricardo Fort que no quería hablarle a Marcelo Tinelli. “Fue cero actuación, me ponía nervioso. Pensaba cada vez que me hablaba ‘uff, otra vez a mí’, le contestaba con monosílabos y encima tartamudeaba. Prefería la guerra en ese momento", bromeó.


“No me arrepiento de haber estado en el bailando. Un montón de veces me pregunto por qué estoy ligado en los medios si yo quería ser otra cosa. Y me lo tomé como un desafío personal para crecer como persona y desenvolverme mejor. Ahí sentía que poder ayudar a alguien, mediante el sueño, que encima estaba ligado al Básquet”, contó “Tito” Speranza. Luego agregó: “La fama me la tomo como trabajo, es mi laburo para pagar las cuentas a fin de mes. Yo sigo igual”.

“Ricardo Fort era intenso. Un año de laburo con él eran 10 o 15 en otro lado”, expresó. En el año 2010, “Ricky” echó a “Tito” y lo acusó de “lucrar con su fama”. Speranza explicó: “Con el tiempo me hice más conocido y cuando iba con Fort me reconocían en la calle. En su momento me peleé, me enojé y le dije todo lo que venía pasando, pero con el tiempo entendí lo que a él le pasó conmigo y porque fue su enojo, sin querer le saqué algo que él buscó toda la vida: estar en la tele, ser famoso y poder cantar”.

Por último, se refirió a Combate, el programa en donde se desempeña como entrenador: “Cuando me propusieron un reality, pensé en quilombo, pero no es así, la idea es que los chicos se superen y puedan hacer cosas nuevas. Me siento identificado con el esfuerzo y el sacrificio”. Pese a que hace más de 4 años que están al aire, reconoció: “Le queda poca vida, veo pocas posibilidades de otra generación. Hay algo dando vueltas, quizás no es lo que más me gusta, pero está ligado, y me sirve para seguir manteniéndome”.

Por Melina Ortiz Erbes, estudiante de tercer año de Periodismo Deportivo 

Galería
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER