PASA EN ETER

Las redes sociales: ¿Crean nuevas subjetividades o las ponen en evidencia?
Por Ludmila Gurevich | @luligurevich

Liliana Delgado, egresada de ETER y profesora de filosofía, charló con los alumnos de primer año de Locución y su profesora Lidia Argibay, acerca de las redes sociales y la comunicación a través de las mismas desde un abordaje filosófico.


Luego de una presentación por parte de la invitada y de cada uno de los estudiantes, Liliana preguntó si usaban redes sociales y cuáles. Entre las respuestas salieron algunas de las más conocidas como Facebook, Twitter, Instagram, entre otras. Luego, abrió al debate una cuestión que marcó todo el encuentro, sobre si estas redes y las nuevas tecnologías, contribuyen a construir nuevas subjetividades o, si en realidad, son las que ponen en evidencia cambios que ya se venían operando.


Muchos respondieron desde su experiencia personal con las distintas plataformas y la mayoría coincidió en que cada una de ellas son herramientas fundamentales hoy en día y que depende de uno el uso que se le da a las mismas. Algunos agregaron también, que las redes generaron mucha evolución y a la vez involución en las relaciones y comunicaciones con el otro, pero que al final de cuentas, el ser humano es un ser comunicacional y las redes aportan y ayudan a su desarrollo.


“Si uno piensa en la cultura pre-digital y en la digital, nuestra concepción del yo, nuestras vidas privadas y públicas, se han modificado. Hoy estamos en los tiempos de la inmediatez. De estos tiempos surgen modos de vida, de pensar y de relacionarnos, distintos”, comentó Liliana.





Después de esta reflexión, Liliana habló sobre la filosofía, refiriéndose a ésta como una caja de herramientas, la cual nos ofrece una variedad de recursos que nos ayudan a tener un mejor caudal de reflexión y agilidad en el pensamiento. “No tenemos que olvidarnos que somos seres pensantes y la posibilidad de estar en este mundo, es la interacción entre lo que hacemos y nuestro pensamiento, son dos caras de una misma moneda. El pensamiento nos da la posibilidad de ver un poco más allá y hacerle frente a los condicionamientos que nos pone la tecnociencia”, concluyó Liliana.


Volviendo a poner foco en las redes sociales, Liliana hizo referencia a la construcción de la identidad y a la forma de relacionarnos con el otro. El hecho de que vivamos en un mundo en el cual las redes sociales inundan nuestras vidas, donde pasamos de una cultura analógica a una digital, nos lleva a repensar viejas cuestiones, desde nuevos lugares. “La relación con el otro siempre fue algo complejo para la vida y para el mundo del pensamiento; siempre fue un tema muy arduo para la filosofía, hasta el día de hoy lo sigue siendo y no lo podemos disociar de las redes sociales”, agregó Liliana quien acercó como ejemplo a la red social TINDER para profundizar en el análisis.


Habló de la misma como una red social que tiene una propuesta más acotada, una propuesta amorosa sexual, donde hay posibilidades de diferentes encuentros, de diversos géneros y sexos, donde todo esto está contemplado y es parte de la propuesta.


Explicó como Tinder también viene a tercerizar los encuentros con fines amorosos y que esto no es una novedad, ya que las relaciones amorosas a lo largo de la historia han estado tercerizadas de distintas maneras, en las familias reales por ejemplo, que se unían con fines políticos. Y que también los medios de comunicación, aun en la etapa analógica, contribuyeron a esta tercerización de los vínculos amorosos.


“Hoy el otro queda agotado en la imagen efímera, este tipo de propuestas anulan la búsqueda del otro como otro, lo que no quiere decir que uno no pueda encontrarse con ‘otro’ en un medio como Tinder. Estamos en presencia de una propuesta de encuentro perfectamente identificada con las leyes del mercado, una suerte de 'góndolas', donde prima la relación costo-beneficio, ahorro de tiempo, una materialización que muestra cómo estas leyes se introdujeron en las relaciones amorosas. No vamos a decir si es malo o es bueno, solo tratamos de comprenderlo. No siempre el amor se manifestó de la misma manera, no siempre los filósofos lo pensaron bajo los mismos valores”, concluyó Liliana.


Al final del encuentro, Liliana junto con Lidia, la profesora del curso, comentaron sobre éstos aspectos en relación a los alumnos y a su carrera como futuros locutores, la invitada los aconsejó en relación a estar siempre atentos y a ser inquietos al momento de salir a buscar información. Los alentó a desarrollar un tema y estar en duda constante, explorarlo todo ya que con toda la tecnología que existe hoy en día, deben estar todo el tiempo en movimiento, teniendo en cuenta las subjetividades, qué es lo verdadero y qué es lo falso, el diálogo, el encuentro y el acercamiento con ”ese otro”.

Galería
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER