Soledad Bagnardi

Soledad Bagnardi

     

No puedo identificar cual fue ese primer momento en el que dije “quiero cantar”, es algo que vino conmigo, está acá acompañándome siempre. No hay espacio mas propio, mas sincero que el encuentro con mi voz. Es como ir a ver a mis viejos, meter los pies en el mar o abrazar a mi hija, cosas que necesito hacer para saber y reafirmar quien soy.
Hace algunos unos años una amiga, cantante ella también, me acercó un texto de Kovadloff, El Oficio de La Pasión: …” La vocación, digámoslo desde ya, no es una elección. Hay, entre una y otra, radicales diferencias. La elección es siempre obra del sujeto; la vocación, en cambio, da forma al sujeto, lo constituye. Sí, la vocación nos elige. Ella dispone de nosotros, se nos impone…. Y es que, antes que nada y por sobre todo, una vocación. es la más espléndida victoria que un corazón puede lograr sobre la rutina y la indiferencia, y aun sobre la muerte. Porque la muerte puede derrotarnos sólo si nos sorprende fuera del ejercicio de nuestra pasión. Se trata, vista así, de un auténtico privilegio, de un atributo singular”
Y es así como todo lo que fui haciendo y hago en la vida tiene que ver con la voz, la mía y la de los demás. Cante en la escuela en cuanto coro o ámbito había disponible para eso, tome clases desde que tuve edad para “hacer cosas sola”, hice la Carrera de Músico Intérprete en el Escuela Popular de Música del Sindicato Argentino de Músicos, y la de Fonoaudiologia, cante en bandas, grabé jingles publicitarios y en algún que otro disco de amigos, empecé a dar clases de canto, a trabajar con actores y locutores. 
Y durante este camino, rondando el año 2000, tuve la suerte y la curiosidad de mi lado, de cruzarme con el Método Rabine. Ese camino se abrió hacia un universo de conocimientos, de posibilidades, de abismos, de permisos y desafíos, de muchísimas preguntas y hermosas respuestas. 
Viaje a Alemania por primera vez en el 2012 a tomar clases con Rabine, inolvidable y amado Maestro, a quien siempre tendré en un lugar muy especial de mi corazón. Su obra transformó mi vida, mi trabajo, mi relación con mi voz y con los demás. Luego de 4 años, este 2020 tan loco comenzó con haber alcanzado la certificación para docentes de canto y la certificación para terapeutas vocales en el Método Rabine. (CRT-Certified Rabine Teacher y CRVTh Certified Rabine Vocal Therapist), una experiencia tan enriquecedora como inolvidable.


Suscribite a nuestro newsletter