Pasa en ETER

Derecho al aborto, ETER presente en la segunda edición de las Filo Charlas
Por Pablo Coronel | @pabloircoronel_

ETER dijo presente una vez más y participó de la última Filo.Charla, episodio del ciclo que se desarrolló en el bar Berlina Vorterix. El evento generado por el multimedio Filo.News tuvo como público a la Especialización en Comunicación y Periodismo Digital.


La segunda edición del ciclo Filo.Charlas tuvo como eje central el debate sobre el aborto legal en la Argentina, pero también abarcó temas que irremediablemente se desprenden de la problemática, como la Educación Sexual Integral, el aborto en las villas y la octava presentación en el Congreso del Proyecto de Ley. La charla estuvo moderada por la periodista responsable de género en Filo.News, Paula Giménez, quien dialogó con las tres invitadas, también referentes feministas: Agnes Simón “Femigangsta”, influencer y abogada, Jésica Azcurraire, referente de género para La Garganta poderosa, y la filósofa Diana Maffía, directora del Observatorio de Género en la Justicia dependiente del Consejo de la Magistratura. La charla se desarrolló bajo la atención de un bar repleto, al que solo se accedía con invitación y en cual ETER participó para acercar cada concepto.






La primera pregunta de la moderadora fue acerca de la situación jurídica del aborto y las posibilidades que da la justicia para llevarlo a cabo. La primera en contestar fue Diana Maffía, diciendo que: “El aborto está despenalizado por causales. Hay dos maneras de realizarse un aborto en el marco legal. La primera, cuando el embarazo implica riesgo para la vida, riesgo para la salud, o feto incompatible con la vida (anencefalia o espina bífida), y la otra manera es embarazo por violación. En este caso la ley dice que no va a ser punible el aborto, pero no le pone plazo a eso. Ahora lo que se está intentando con esta ley es que el aborto no sea punible por plazo, porque eso le da la oportunidad durante un periodo, que tendrá que definir la legislatura pero que ronda las 14 semanas, a la mujer que toma la decisión de si va continuar o no un embarazo pueda ser acompañada por el Estado en la decisión que tome, y si toma la decisión de interrumpirlo no tenga que pasar por la autorización de un médico, de una evaluación externa o de un Juez. (...) En este momento podemos decir que el aborto no es punible por causales y lo único que hace falta es un médico que lo lleve adelante con un consentimiento informado de la solicitante, sin embargo, sabemos que no se hace. Que hay niñas de 11 años que quedan embarazadas y que la reacción es prolongar el embarazo de manera que sea inviable un aborto, inducir partos, inducir cesáreas. Es de tal crueldad el ensañamiento sobre las mujeres y sobre las niñas que vemos que ese amor por el feto, una vez que nace, se termina.”


Sobre esta afirmación, la abogada Agnes Simón añadió: “El fallo es muy claro, no hace falta ser abogado para entender el protocolo que debería cumplirse ante estas situaciones. Cuando una persona queda embarazada víctima de una violación, ni siquiera tiene que acreditar que hizo la denuncia de esa violación. Solamente tiene que ir y bajo una declaración jurada ante el doctor, debería tener acceso al derecho fundamental de interrumpir el embarazo. Sin embargo, algunos aplican este protocolo, otros no lo aplican, otros hacen como no existiera. Entonces, ante este incumplimiento, sea por desconocimiento o por negación de los derechos, lógicamente la gente no conoce sus derechos y las personas que manifiestan en contra no lo comprenden. El aborto no se vive como algo delictivo, se vive como un pecado. Las personas que se manifiestan en contra no entienden que están yendo en contra de los derechos vigentes, generalmente porque los grupos que están en contra son de tinte religiosos”.


Con respecto a la educación sexual, la pregunta de la moderadora fue dirigida a Jésica Azcurraire, vecina de la villa 21/24, acerca de cómo se aplica la ESI en los barrios. Al respecto, Jésica respondió: En nuestra asamblea tenemos la Casa de las Mujeres y Disidencias, donde tenemos un espacio para pibas adolescentes y damos distintos talleres para poder laburar cuestiones personales, dudas, para laburar desde ahí y despejar todas preguntas (...). Tenemos aproximadamente alrededor de 30 o 40 vecinas que se acercan por semana a nuestros talleres o para que las acompañemos en casos de ILE (Interrupción Legal del Embarazo). Es importante que la ESI se implemente en las escuelas, pero también dar las discusiones”. Femigangsta añadió: “La verdadera libertad es conocer nuestros cuerpos y decidir si queres o no quedar embarazada. La ESI es necesaria que llegue a todos lados y es la que en definitiva va a resolver el problema de la mujer y de los cuerpos gestantes hoy”.


Para el final de la charla, la periodista le transmitió a las oradoras algunas de las preguntas del público que se realizaron por redes sociales. Consultaron acerca del sistema de salud, si éste está preparado tanto económico como estructuralmente para una posible ley de aborto legal, la primera en responder fue Diana Maffía, añadiendo que: “El sistema de salud público recibe lesiones de señores que no abandonan el papi-fútbol y nadie se los objeta. Recibe consecuencias de aborto clandestino, incluso la muerte. El sistema de salud público podría redirigir sus gastos. Ante todo la prevención, el acceso a la formación, el acceso a la anticoncepción y, eventualmente, la atención de aborto sería un gasto mucho menor que en la actualidad tiene”. La segunda pregunta del ciclo refirió a la atención pos aborto y si existe en el proyecto algún tipo de apoyo a las pacientes, a lo que Femigangsta respondió: “La decisión no solo debería consciente, sino que debería tener una asistencia posterior por parte del Estado”. La pregunta del público fue acerca de porqué sigue siendo ilegal el aborto y Jésica Azcurraire exclamó: “Porque hay senadores y diputados que deciden por sobre nuestros cuerpos. Hay personas que deciden por nosotras y no podemos estar en esos debates y discutir, entonces si siguen decidiendo por nosotras como si no tuviéramos voz, va a seguir siendo ilegal”.


Galería
Suscribite a nuestro newsletter