Pasa en ETER

Florencia Labat: “Hoy por hoy el tenis femenino está pasando por un momento muy difícil”
Por Julián Suez | @juli_suez

Florencia Labat, ex tenista argentina, visitó a los alumnos de Periodismo Deportivo de primer año en la sede de ETER en Villa Crespo. En conjunto con el profesor Eduardo Bolaños, debatieron sobre el desarrollo del tenis femenino a nivel Nacional y de cómo la Asociación Argentina de Tenis (AAT) trabaja en el proyecto de cazar nuevos talentos. 

 

La protagonista analizó la realidad que visibiliza la situación de que ninguna mujer está un escalón por sobre el resto en el ranking de la Asociación de Tenis Femenino (siglas en inglés WTA). Labat tuvo la oportunidad de estar en la posición número 26 de la WTA, el más alto de su carrera. La invitada supo conquistar siete títulos de dobles y el oro en los Panamericanos de Mar del Plata. En la actualidad, trabaja en el área de menores en la AAT.

  

“Hoy por hoy el tenis femenino está pasando por un momento muy difícil”, se sinceró Florencia. Gabriela Sabatini y ella fueron las últimas argentinas que tuvieron buenos resultados y lograron disputar por estar en los primeros lugares del ranking. “Me pone muy triste que no haya ni una que esté luchando en los torneos más importantes”, comentó la ex tenista. El problema fue que siempre faltaron recursos económicos para ampliar el desarrollo que buscaban. Sin embargo, remarcó: “Las chicas eligen cada vez menos el tenis y eso es un problema para el deporte. Ahora, prefieren jugar al hockey, porque se juega de a grupos y pueden ir con sus amigas. En cambio, el tenis es un deporte más individual, solitario, entrenás sola”. 

En dos semanas se jugarán tres Tennis Tour femeninos luego de haber conseguido el dinero necesario para solventar la demanda del torneo. Se disputarán dos en el Abierto Club las últimas semanas de septiembre y el último en octubre. A partir de esos campeonatos, se podrá tomar en consideración a la nueva generación.

 

Cuando Florencia desarrolló su trayecto hubo jugadoras que marcaron una época. Una de ellas fue Steffi Graf, ganadora de 22 Grand Slams, que en opinión de Labat “no existirá una tenista superior a la jugadora alemana, Steffi era injugable”. En la década de 1980 y 1990, las top ten tenían un nivel mucho mayor que el resto: Mónica Seles, Lindsay Davenport, Arantxa Sánchez Vicario eran las amenazas constantes e imposibles de vencer. En cambio, en la actualidad el tenis moderno no posee una líder que guíe al resto. 

 

Serena Williams supo imprimir su sello pero siempre aparecieron nuevas raquetas y el puesto de la número uno se encuentra en constante rotación. Además, el ranking no es redundante porque una tenista de menor ranking finaliza venciendo a la favorita del torneo y las posibilidades de dar vuelta un partido son mayores que en la de un encuentro de hombres. Por el lado masculino, Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic desde 2004 tuvieron el dominio del circuito en su plenitud y todavía se espera que sigan haciendo historia. “El tenis femenino va cambiando todo el tiempo y no veo que haya una que se destaque por sobre el resto. En mi etapa como tenista hubo muchas que lo hicieron. A la WTA le falta una nueva Graf”, concluyó Florencia Labat.

 

*Julián Suez, estudiante de periodismo deportivo, 3er año, ETER.

Suscribite a nuestro newsletter