Pasa en ETER

Guión en el MDQ Film Fest
Por Flor Gattario | @florgattario

El festival de cine clase A más importante de la región tuvo su 34° entrega, la edición del MDQ Film Fest, nombre que adoptó en su última etapa el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, tuvo lugar entre el 9 y 18 de noviembre. La ciudad recibió en sus salas largas colas de espectadores y cinéfilos que, entre ficciones y documentales, disfrutaron de una oferta de más de 300 proyecciones.  

 

Podemos repasar entonces, y a modo de resumen, algunas de las propuestas más destacadas. A diferencia de otros años -en los que sólo se proyectaban alrededor de cuatro películas antes de la función de apertura- desde el día I, el MDQ Film Fest ofreció una amplia cantidad de films de las secciones de Nuevos Autores/Autoras, Restauradas, Retrospectivas y Generación VHS. 

 

Fue el caso del film A hidden life, del director estadounidense Terrence Malick, en la categoría de Autores. El autor cuenta la historia de un campesino austríaco que, en ocasión de la Segunda Guerrra Mundial, se niega a formar parte de la ocupación nazi y combatir a su favor. Es el retrato de un sujeto que pudo ser aliado y que eligió no serlo para vivir libremente, bajo sus propias convicciones y con el convencimiento de que estaba haciendo lo correcto en el marco de una guerra absurda. 

 

A partir de ésta decisión, pone en su contra, y en la de su mujer y sus hijas, a su pequeño pueblo. Los flashbacks de la historia de amor con su esposa y las escenas de esa nueva realidad que los supera, confluyen en una atmósfera con tintes existencialistas en donde las decisiones dejarán huellas para aquellos que vengan luego. Los sonidos e imágenes de la naturaleza, la voz en off del protagonista y su reflexiones, hacen de ésta película una vivencia onírica que atraviesa la pantalla.

 

Por la noche, fue el turno de la gala de apertura que se llevó a cabo en la Sala Astor Piazzolla del Teatro Auditorium, ubicado en el recinto del Casino Central de Mar del Plata. Con la presencia de directores, actores y productores se realizó un homenaje al cineasta recientemente fallecido, José Martínez Suárez, quien supo ser el presidente durante más de diez años. Al iniciar cada film del festival, pudo verse la animación del festival con su nueva estética y al finalizar una placa del homenajeado en la que se lo oía decir “estoy hecho de cine”, lo que provocaba la ovación de la audiencia. En su honor, se proyectó en la función de apertura su película de comedia negra, Los hombres de antes no usaban arsénico. La actriz Graciela Borges también tuvo su reconocimiento en la gala al recibir el Premio Astor a la Trayectoria.

 

El día domingo arrancó desde temprano con la 2° Edición del Foro de cine y perspectiva de género - Reflexión en torno a las desigualdades en el cine, el cual analizó las desigualdades de género, su reproducción en el ámbito del cine y su posible deconstrucción. Las protagonistas fueron: Albertina Carri, directora  y guionista de cine; Carol Duarte, actriz brasilera; Eleonor Faur, socióloga; Catalina Dlugi, periodista y crítica de cine; Romina Escobar, actriz argentina y Nina Menkes, cineasta estadounidense. Moderadas por Analía Barrionuevo y Cecilia Barrionuevo, directora artística del festival, analizaron las posibles estrategias colectivas para pensar el cine y las distintas miradas que puedan partir tanto desde la dirección, como la actuación y la crítica de cine.

 

Por la tarde, la película Nona si me mojan, yo los quemo, fue presentada por su directora la chilena Camila José Donoso, quien al presentarla se emocionó por la situación política y social que aqueja a su país. La nona es la abuela de la directora, quien es filmada al parecer en formato documental y ficcional a la vez, de manera que los límites se pierden durante el discurso. Esa confusión es la que lleva a seguir la historia de la Nona, una ex-guerrillera chilena que se muda a un pueblito lejano luego de haber incendiado la casa de un ex amante. El fuego la persigue también en su nuevo vecindario, espacio a través del cual devienen los conflictos. 

 

En una de las salas del cine Shopping Los Gallegos, la competencia argentina de cortometrajes presentó: El fuego que vimos de Candelaria Gutierrez y Pilar Condomí; La enorme presencia de los muertos de José María Avilés; Persona 5, de Ulises ContiI; Pinball de Nicanor Loreti y Una película hecha de, de Malena Solarz y Nicolás Zukerfeld. Los cortos Persona 5 y Pin Ball se destacaron por las reacciones del público en la sala. El primero por filmarse en Japón y seguir los pasos de un grupo de adolescentes adictos a los videojuegos, una actividad que los destruye por medio de dolores físicos (como problemas en la movilidad de sus manos) y conflictos emocionales. En el caso de Pin Ball, el secuestro de un hombre y su cautiverio en el baúl de un auto cautivó a los espectadores que vivieron en carne propia la violencia de las escenas.

 

El Festival de Cine de Mar del Plata tiene su esencia festiva y colectiva de la mano de la sección Hora Cero. Comandada por el programador Pablo Conde, las películas proyectadas en dicha sección son vividas por los espectadores con todo su cuerpo: gritan, aplauden y ríen sin ningún impedimento. Es el momento indicado para relajar y conectar con films especialmente seleccionados y que todavía no se estrenaron (o no lo harán) en las salas argentinas. Huérfanos de Brooklyn, película dirigida y protagonizada por el actor Edward Norton, se proyectó el domingo como parte de Hora Cero. Norton se da el gusto de hacer una película de detectives y ser él quien encarne al personaje principal. Lionel Essrog, conocido como Broolyn, sujeto que tiene síndrome de Tourette, síndrome que lo complica en determinadas situaciones y lo beneficia en tantas otras, como por ejemplo cuando se embarca en resolver el asesinato de su amigo y mentor Frank Minna, interpretado por Bruce Willis.

 

Durante la mañana del lunes y con la presencia de una de sus protagonistas, la actriz francesa Agathe Bonitzer, Les enfants d'Isadora de Damien Manivel, fue presentada en la sección de Competencia Internacional. La película toma como disparador la trágica historia de Isabel Duncan, la bailarina y coréografa estadounidense, que a principios de 1913 pierde a sus dos hijos pequeños en un accidente, cuando el vehículo en el que estaban junto con su niñera cae al Sena. Sumida en su dolor creó la obra Mother, pieza que el director y bailarín Damien Manivel utiliza a modo de homenaje para estructurar su film que, dividido en tres partes, desarrolla tres duelos distintos vividos por sus protagonistas. Atravesadas por la historia de Duncan, cada narración se hace una, al compartir la sutileza y sonoridad del relato, como así también la sensorialidad de las imágenes.

 

Por la tarde, y en el marco de una actividad especial, se presentó el documental El cine a través de la música, el cual reúne los testimonios de los compositores más importantes del cine argentino. Incluye experiencias y anécdotas de directores, directoras, productoras y productores, que comparten la importancia de la creación de música original en su cine. La exposición contó con la participación de: Emilio Cartoy Díaz, director del film; Diego Boris Presidente del Instituto Nacional de la Música; Luis María Serra, músico y compositor; Daniel Tarrab, músico; Diego Monk músico y representante de SADAIC y María Ángeles Mira, una de las productoras de la película. La expositores compartieron su pasión por la profesión y la necesidad de crear esa sintonía entre la imagen y el sonido. 

 

Durante la noche, en la categoría Harvard Film Archive, se proyectaron dos trabajos del director y productor francés, Dominique Benicheti, Jessica, Look at me y Le cousin Jules.  En el primer documental de observación, retrata tres instituciones sociales del área de Boston; una escuela para niños autistas, un hogar de rehabilitación para adolescentes con problemas y un hogar para ancianos. En el segundo, visibiliza el lento paso del tiempo del campesinado francés, con planos sobre las máquinas engrasadas del herrero y la cotidianidad de su primo herrero.

 

La jornada cerró con una nueva edición de Hora Cero, el film Entre navajas y secretos fue el protagonista indiscutido. Con la actuación de Christopher Plummer, quien encarna a un acaudalado escritor de novelas de misterios, la película inicia con la mañana después de la celebración de su cumpleaños número 85, en la que se lo halla muerto en su estudio, con señales de haber sido asesinado. Un famoso detective sureño Benoit Blanc (Daniel Craig) emprende entonces la investigación del caso. 

 

El día IV del festival acercó las proyecciones de la Competencia Latinoamericana de Cortometrajes, fue la oportunidad de: Bocamina del director Miguel Hilari, a través del cual los rostros de los trabajadores del Cerro Rico Potosí, salen de la oscuridad para compartir los secretos de la que parece ser una mina cargada de mitos y verdades; Jiíbieel nombre del segundo corto de la competencia, nombre que devino de la sustancia de coca también llamada "mambe", en el que el trabajo de una familia indígena con la cosecha de la planta y sus diferentes concepciones se visibiliza críticamente en el corto dirigido por Laura Huertas Millán en la Amazonía colombiana; y por último, la producción dirigida por la brasilera Juliana Antunes, Plano Controle, propone mediante un servicio de teletransporte, utilizado a través del celular, abandonar Brasil a causa de un golpe de Estado de derecha. Frente a un escenario distópico, la ironía y el humor político se hacen dueños de cada una de las escenas, siempre y cuando le “alcance el plan de datos de su celular”.

 

A vida invisível, el film dirigido por Karim Aïnouz pertenenciente a la Competencia Internacional, sucede en la Río de Janeiro de los años 50, narrada a partir de la vida de dos hermanas, en la que se representan las dificultades de ser una mujer en aquella época. Sus sueños se truncan a causa de una familia que, opresora, las llevan a tomar decisiones de las cuales se arrepentirán. Eurídice anhela ser pianista y su hermana Guida, seguir lo que dicta su corazón, persiguiendo a su ocasional amor europeo. Las mentiras que durante su vida se irán construyendo las separarán, acaso ¿de por vida?, A vida invisível es una pieza única, donde el espectador encuentra la emoción y justifica su presencia en la sala de cine.  

 

Una de las invitadas especiales de la edición número 34 del Festival de Cine de Mar del Plata fue Nina Menkes, la cineasta independiente proveniente de Estados Unidos. Phantom Love, fue una de las obras que se proyectó en el Teatro Colón de la ciudad marplatense, caracterizada por su narrativa experimental, el film narra el viaje interior de una mujer y sus fantasmas. Lo real y lo imaginario se entrecruzan de forma continua, filmada en 35 mm y en blanco y negro, el espíritu de la película crea la sensación de estar viviendo un sueño. 

 

El cierre de lujo en la Hora Cero fue de la mano de First Love, del exitoso director japonés Takashi Miike. Inspirada en las conocidas y peligrosas yakuzas japonesas, el enfrentamiento de bandas, el amor entre dos jóvenes y los tiros que los rozan, traspasan la pantalla. La película del japonés es una muestra de arte, en donde su pluma explora las herramientas más exquisitas del cine: efectos especiales, intervenciones de dibujos animados y una musicalización acorde a la historia.   

 

La cobertura de la Carrera de Guión tuvo su cierre en la quinta jornada del festival, con la película argentina en Competencia Latinoamericana, Por el dinero, escrita y dirigida por Alejo Moguillansky. La divertida historia del argentino sigue el camino de un grupo de actores que, con su esfuerzo y algunos errores, persiguen el deseo de triunfar en un festival y llevarse “lo que no es suyo”. Por su parte, los cortos proyectados en la sección de Nuevos Autores y Nuevas Autoras: Cães que ladram aos pássaros de Leonor Teles, Entire Days Together de Luise Donschen y Past Perfect del director Jorge Jácome, ofrecieron formas convencionales, o no, de narración, sumando imágenes, sonidos e historias.

 

Y en los caminos de encontrarse con obras que movilicen al espectador, la 34º Edición del Festival Internacional de Cine tuvo a sus flamantes ganadores:

 

* BANDA SONORA ORIGINAL

– Mejor Película: Satori Sur”, de Federico Rotstein.

– Mención de Honor: “Radio Olmos”, de Gustavo Mosquera.

* PREMIO DE LA CRÍTICA JOVEN

– Mejor Ópera Prima Internacional: “A febre”, de Maya Da-Rin.

– Mención Especial: “Um filme de verão”, Jo Serfaty.

* WORK IN PROGRESS

– Premio Incaa Mejor Proyecto:“Mato seco em chamas”, de Joana Pimenta & Adirley Queirós.

– Premio de Cinecolor, Cono del Silencio y Recam: “Una película elegante”, de Lorena Best.

* PREMIOS CINEAR

– Mejor Cortometraje Argentino: “Playback. Ensayo de una despedida”, de Agustina Comedi.

– Mejor Cortometraje Latinoamericano: “La última marcha”, de Ivo Aichenbaum & Jhon Martínez.

* COMPETENCIA ESTADOS ALTERADOS

– Mejor Película: “L’île aux Oiseaux”, de Maya Kosa & Sergio Da Costa.

– Mención Especial: “Longa noite”, de Eloy Enciso.

* COMPETENCIA ARGENTINA

– Mejor Director Premio José Martínez Suárez: Laura Citarella & Mercedes Halfon, por “Las poetas visitan a Juana Bignozzi”.

– Mejor Cortometraje: “Playback. Ensayo de una despedida”, de Agustina Comedi.

– Mención Mejor Largometraje: “Hogar”, de Maura Delpero.

– Mejor Largometraje: “Angélica”, de Delfina Castagnino.

* COMPETENCIA LATINOAMERICANA

– Mejor Cortometraje: “Plano controle”, de Juliana Antunes.

– Premio Cinear al Mejor Cortometraje Latinoamericano: “La última marcha”, de Ivo Aichenbaum & Jhon Martínez.

– Mención Especial: “Vendrá la muerte y tendrá tus ojos”, de José Luis Torres Leiva.

– Mejor Largometraje: “A febre”, Maya Da-Rin | “Nunca subí al provincia”, Ignacio Agüero.

* COMPETENCIA INTERNACIONAL

– Premio del Público: “A vida invisível”, de Karim Aïnouz.

– Astor de Plata a la Trayectoria: Luciano Monteagudo, formador y referente para espectadores y críticos.

– Astor de Plata Mejor Actor: Ventura, por “Vitalina Varela”.

– Astor de Plata Mejor Actriz: Liliana Juárez, por “Planta Permanente”.

– Astor de Plata Mejor Guion: Oliver Laxe & Santiago Fillol, por “O que arde”.

– Astor de Plata Mejor Dirección: Pedro Costa, por “Vitalina Varela” | Ángela Schanelec, por “I Was at Home, But”.

– Astor de Oro: “O que arde”, Oliver Laxe.

PREMIOS INDEPENDIENTES

* Mejor Película realizada por director/a latinoamericana hasta 35 años, entregado por Feisal: “Sirena”, de Carlos Piñeiro | Mención Especial: “La Botera”, de Sabrina Blanco.

* Mejor Película de la Sección Panorama Argentino: “Venezia”, de Rodrigo Guerrero.

* Mejor Realización Técnica  y Tratamiento de Temáticas Sociales de la Competencia Latinoamericana, entregado por SICA: “Lemebel”, de Joanna Reposi Garibaldi.

* Mejor Edición de Película Argentina de todas las competencias: Walter Jakob, Mariano Llinás y Alejo Moguillansky por “Por el dinero” | Mención Especial: “Los sonámbulos”. 

* Mejor Música de Película Argentina, entregado por Sadaic: Leonardo Martinelli por “Los que vuelven”.

* Mejor Obra del Mercosur: “Los que vuelven”, de Laura Casabé | Segundo Premio: “Planta permanente”, de Ezequiel Radusky | Mención Especial: “Las buenas intenciones”, de Ana García Blaya.

* Mejor Actor Argentino de todas las competencias, entregado por Sagai: Esteban Menis, por “De la noche a la mañana” | Mejor Actriz: Nicole Rivadero, por “La Botera”.

* Premio Greenpeace: “L’île aux oiseaux”, de Maya Kosa & Sergio da Costa.

* Mejor Cortometraje Argentino: “Playback. Ensayo de una despedida”, de Agustina Comedi.

* Mejor Dirección de Arte de Película Argentina de todas las competencias, entregado por AADA: Catalina Oliva, por “Planta Permanente”.

* Mejor Cortometraje de la Competencia Argentina, entregado por la Asociación Argentina de Traductores e Intérpretes: “Pinball”, de Nicanor Loreti.

* Mejor Guion de Película Argentina de todas las competencias, entregado por Argentores: Sabrina Blanco, por “La Botera”.

* Mejor Dirección de todas las competencias, entregado por DAC: Ana García Blaya, por “Las buenas intenciones”.

* Mejor Dirección de Fotografía de la Competencia Internacional, entregado por Autores de Fotografía Cinematográfica Argentina: Leonardo Simöes, por “Vitalina Varela”.

* Mejor Sonido de la Competencia Argentina, entregado por ASA: Francisco Pedemonte, por “De la noche a la mañana”.

 

 

*Por Flor Gattario, periodista y responsable de Prensa y Comunicación en ETER Escuela de Comunicación.

 

Suscribite a nuestro newsletter