Pasa en ETER

¡Jaguares a semifinales del super rugby!
Por Julián Suez | @juli_suez

Jaguares rugió más que nunca ante las 16 mil almas que estuvieron alentando en el encuentro frente a Chiefs. Este fue el partido en el que el equipo demostró todo lo que venía trabajando. ¿Cuál fue la clave del partido? Haber jugado con el corazón y garra. En esta instancia no se necesitaron casi 85 minutos para pasar por primera vez a semifinales. Se necesitaron tres años, tres meses y 25 días para que todo el sacrificio diera el pase por primera vez a las instancias finales en el José Amalfitani, el 21 de junio.


Marzo finalizaba y se enfrentaban por la séptima fecha del Super Rugby. El conjunto neozelandés les arrebató los tres puntos a los argentinos por 30 a 27, en Liniers. Ahora, la historia fue al revés y con un detalle extra. El equipo dirigido por Gonzalo Quesada lo venció y eliminó por 21-16 y abrió las puertas para estar entre los cuatro mejores del certamen. Una gran diferencia que hubo entre los dos partidos fue la ausencia de Damian McKenzie, jugador de los All Blacks, que se está recuperando de una rotura de los ligamentos cruzados de la pierna derecha y se perderá el Mundial de Japón que comenzará el 20 de septiembre.


Jaguares obtuvo la delantera en solo 45 segundos comenzada la etapa inicial. Pablo Matera se encargó de sacarles una sonrisa a la hinchada argentina. Más adelante, Joaquín “Tito” Díaz Bonilla acertó un penal a los palos. Nuevamente, el desempeño de un árbitro con la franquicia Nacional fue un tanto disparejo en gran parte del encuentro. Glen Jackson, neozelandés, mostró irregularidades en su desempeño. Luego del try del tercera línea argentino, cerca de la línea de 22 hubo un penal para el conjunto de Quesada. Cuando perdió la pelota, Jackson no dio la ventaja que le correspondía a los locales y esa pelota terminó apoyada en el in-gol de los argentinos. El público silbó un tiempo prolongado, mostrando su disconformidad con la decisión del referee. A Chiefs le restaron dos puntos para haberse puesto al frente del marcador. De igual manera, lo logró con un penal convertido por Jack Debreczeni. El primer tiempo desapareció con el equipo dirigido por Colin Cooper avanzando a las semifinales.




En el acto final, los espectadores con mucha ansiedad esperaban que uno de los 15 jugadores con la camiseta naranja y negra apoyara la pelota en el in-goal, pero no no sucedió. El apertura visitante colocó dos penales entre los palos y la esperanza se agotaba para Jaguares. Tenía que revertir un 16-8 y si quiera con un try y conversión alcanzaba. Sin embargo, Bonilla metió un penal y se acercó, 16-11. Luego, Matías Moroni le dio oxígeno y delantera al equipo para que pudiera pensar en esa semifinal jamás pensada. El conjunto Nacional se alejó aún más con el nuevo penal Díaz y el partido estaba 21-16. Así terminó la ilusión de los que supieron levantar esta copa en dos ocasiones. Los cinco metros del territorio visitante era pura tristeza y decepción, sabiendo que lo pudieron haber ganado y los 95 metros restantes era emoción, gritos, desesperación y alegría. “Hay que mantener el nivel que estamos teniendo. Atacamos cuando debimos y lo mismo en la defensa. Pudimos capitalizar el error de ellos”, aseguró Quesada.


Jaguares jugará el próximo viernes 28 de junio en Vélez, la semifinal frente a Brumbies. El equipo australiano derrotó a Sharks 38-13. El conjunto argentino buscará acceder a su primera final del certamen. La última cita con los australianos fue en la décima primer semana, con victoria de los argentinos en Liniers. Por el otro lado de la llave, los bicampeones de Crusader enfrentarán a Hurricanes para luchar por su tricampeonato, el sábado 29 de junio a las 4.35 AM, hora local.




Suscribite a nuestro newsletter