Pasa en ETER

Martín Zalucki: “La mayoría de las personas están agradecidas de que alguien les pueda bajar a tierra el olimpo del periodismo de las palabras difíciles”
Por Noel Campuzano

El diseñador Martín Zalucki visitó una de las clases virtuales de la carrera de Periodismo y habló de su carrera como ilustrador y su paso por el medio UNO.

 

Zalucki fue invitado a participar en una clase de la materia Herramientas Digitales para Periodistas, cursada por alumnos del turno noche de la carrera de Periodismo.

 

Martín Zalucki, quien trabajó durante años en el equipo del medio UNO, contó cómo surge la idea del medio: “Empezamos definiendo que el público al que le queríamos hablar era el de los millenials y centennials, partiendo de esa base decidimos hacer infografías tratando de traducir noticias complejas en un formato que fuera llamativo para redes sociales”.

Zalucki compartió que la dinámica que tenían en UNO, al principio, era buscar una nota que fuera interesante para el público, para eso había ciertos ejes: igualdad de género y medioambiente. Una vez encontrada la noticia, comenzaba el proceso de guionado y el trabajo periodista-diseñador. “La mayoría de las veces el problema estaba en la información que los periodistas querían llevar a las imágenes. Usaban muchas frases que literalmente no entraban en las infografías, entonces era cosa de decir: ‘Vení sentate’, y empezar a recortar, resumir las frases del guión y definir qué era lo que se quería decir.”, explicó sobre el método de trabajo y agregó: “Debajo de cada infografía hecha citábamos a la fuente oficial, entonces lo esencial era que si la gente quería saber más, podían ir a la nota original”. Si bien hay cierto vox populi que asegura que existe un periodismo egoísta o competitivo, el ilustrador destacó que con UNO compartían noticias de todos los medios: “Estábamos adoptando otra forma de ver al periodismo.”

 

Ante las dudas presentadas por los alumnos durante la clase, Martín Zalucki explicó el proceso de armado de una infografía, las posibles diferencias de formatos entre ellas, la instancia del chequeo y la publicación de las mismas. “Nuestro norte era Pictoline”, confesó. En UNO tenían clasificadas las redes sociales: la información más seria, contenido duro, se encontraba en Twitter. El entretenimiento, contenido blando, funcionaba más en Instagram. Y en Facebook, por su lado, asegura: “Era el pandemonio donde venía la gente a bardearnos.”

 

A la hora de hacer infografías de tinte político, Zalucki prefiere usar medios de comunicación de afuera que no estén teñidos por el contexto político actual del país. En cuanto a temas científicos, prefiere y recomienda usar papers y páginas que los traduzcan. Recomendó el World Resources Institute como herramienta para obtener información, es una página que genera papers gratuitos donde comparten información y gráficos que son fáciles de traducir.

 

Carolina Bologna, docente de la materia, le preguntó al diseñador sobre la posibilidad de romper con la confección cronológica de una infografía. Él le respondió: “Hay que jugar con otro tipo de lenguaje, sacar todo tipo de formalidad. Contar algo como si se lo estuvieras contando a un amigue. Y así, empezás a construir el relato de tu infografía.”

 

Ese disparador hizo que comenzara un análisis sobre el lenguaje del periodismo: “Muchas veces se abusa de la formalidad, la gente piensa que lo formal es serio y más creíble que algo que tiene un lenguaje más informal.”, y afirmó: “Uno puede tener un relato informal, pero, a fin de cuentas, lo importante es que te avala una fuente confiable. Lo mejor es transmitir el mensaje lo más claro y práctico posible”, concluyó: “La mayoría de las personas están agradecidas de que alguien les pueda bajar a tierra el olimpo del periodismo de las palabras difíciles.”

 

La clase fue dictada de manera virtual en un contexto de Aislamiento Social, Obligatorio y Preventivo, decretado por el Gobierno Nacional como respuesta a la pandemia mundial del COVID-19. Uno de los alumnos, atento a esta situación, le preguntó al ilustrador si había notado algún cambio en las redes sociales a partir del comienzo de la cuarentena obligatoria. Zalucki contestó preocupado: “Los horarios se fueron al demonio, antes de todo esto teníamos horas pico en las redes sociales: a la mañana tipo 08hs, a las 13hs y después tipo 18.00 que la gente sale del laburo. Todo eso no existe más porque se perdió la rutina. Es muy caótico todo. No le pude encontrar la vuelta todavía".

 

Suscribite a nuestro newsletter