NOVEDADES

FUTURöCK nacida para molestar
Por Berenice Sotelo

Julia Mengolini y Federico Vázquez fueron invitados a la clase de “Inserción en los sistemas de radio” en la cuál los estudiantes de Producción preguntaron: cómo fue quedar afuera de la programación de Nacional Rock (97.3 radio pública estatal), cómo armaron el nuevo proyecto llamado FUTURöCK y como traducir estas ganas de darle algo nuevo al oyente con un discurso que viene a provocar diciendo que esta radio es la única profesional de internet, política, humorística, opositora y feminista.

Federico dijo estar de acuerdo con que un medio público del Estado debe estar alineado ideológicamente con el gobierno de turno pero no por esto dejar de lado, la idea democrática de la participación de todas las voces.
Y además responsabilizó a Hernan Lombardi de ser “el responsable de la destrucción de la audiencia de los medios públicos Estatales”

FUTURöCK viene a llenar el espacio vacio de las FM respecto al pensamiento crítico de los discursos mediáticos y sin opinión.
La nuestra es una alternativa para millennials que tienen su interés puesto en la política, la cultura y además tengan buen humor. Nosotros manejamos las redes sociales, es un código que ellos usan y además viralizamos todos nuestros contenidos para que lleguen a todos, explicó la conductora de Segurola y Habana.

Julia, Federico, Matías Messoulam y Sebastian Vázquez juntaron sus ahorros para emprender el camino quijotesco de la realización del propio espacio radiofónico porque era lo que querían hacer para hacer ruido y molestar hasta sacar del otro lo mejor.
“Se terminó la idea de que viene el empresario a buscarte para formar parte de su programación. Somos nosotros los que debemos construir medios de comunicación para crear oportunidades para todos por eso nosotros creamos Futuröck, pero no queremos ser “alternativos” queremos ser el otro discurso, ganar plata, marcar nuestra agenda. No alquilan el espacio a otros programas, ya son más 30 trabajadores que cobran un salario. Federico aclara que “no vamos a hippearla, nuestra propuesta es profesional tenemos una programación diaria que busca ir por más”.

También se les preguntó cómo sostienen hoy la radio. Entendimos que con una suscripción mensual de $100 el oyente podría bancar el espacio. Fuimos hacía eso, hoy este ingreso es el más importante de la emisora afirmó Mengolini. De hecho el New York Times, también cobra una suscripción para leer el portal; nuestra propuesta no está fuera de lugar, aseguró Federico. Además cuentan con pauta privada y pública que son las más difíciles de conseguir también criticaron este punto y dicen que esta distribución debería ser más justa ya que es beneficioso para la democracia tener más voces distintas.

Berenice Sotelo

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER