PASA EN ETER

Los simuladores de "actitud"
Por Camila Hernández | @hernandezcam

Nacho Gagliano visitó la escuela para compartir una jornada de pura locución con los alumnos de tercer año de la carrera. El conductor de BigBang, por Bitbox FM, dialogó con los estudiantes acerca de su experiencia en los medios y en el mundo de la locución, en una charla que culminó con lo que mejor saben hacer: radio.


Consultado acerca de cómo hacerse un lugar en los medios, Nacho le dió a los alumnos dos consejos básicos: no frustrarse y, si se aman o se odian mucho, sospechar. Ante la sorpresa que generaron sus dichos, agregó: “Siempre tienen que estar buscando mejorar su trabajo, lo que hacen. Si les gusta muchísimo de entrada o si nunca están conformes, sospechen. Siempre van a encontrar algo para modificar, para pulir”. Por otra parte, comentó que él hizo el camino inverso: durante muchos años hizo radio sin tener el carnet y cuando comenzó a ver que por no tener el título perdía trabajos, decidió hacer la carrera y supo aprovechar todos los conocimientos teóricos y técnicos que adquirió.


A su vez, agregó que hoy en día hay que estar mucho más afilado con la labor que se lleva adelante cada día ya que “los locutores al ser simuladores de actitud, de personalidad, si no estamos atentos al 100% respecto a lo que pasa del otro lado no tiene sentido. Hoy los oyentes están cada día más adiestrados, más afilados y pueden marcarte las cosas con mayor facilidad”, apuntó.


Nacho Gagliano planteó una regla básica: tener buena relación con el operador.
“Si no se llevan bien con el operador, si no generan una buena relación, eso se va a ver reflejado en el aire; un operador que no te presta atención, que no está metido en el programa, que no le interesa lo que estás haciendo te va a jugar en contra siempre”, manifestó.


Por otra parte, comentó cómo se organiza con el armado del programa. Separó por un lado el tema de la musicalización y el armado de las listas, de lo cual comentó que para eso hay una persona dedicada exclusivamente porque es fundamental mantener la línea que plantea la radio. Respecto a la información, explicó que trata de informar todo lo que pueda pero sin agobiar. Prepara reporte del tránsito en función del horario en el que está, es decir que va mencionando el estado del tránsito desde los principales accesos a capital hasta las zonas del centro de la ciudad. Volviendo al tema de la musicalización y de cómo anunciar o pisar los temas, Nacho fue muy preciso: “la música es más importante que ustedes, y lo fundamental es encontrar un equilibrio en el que no sobres ni fantasmees”, refiriéndose a no llenar los huecos entre canción y canción o partes instrumentales, pero tampoco irse hacia el otro extremo y no hablar durante varios temas.


Por último, se dirigieron al estudio Victor Hugo Morales, donde los alumnos realizaron pequeños bloques donde presentaron canciones, dieron los datos del tiempo, del tránsito y un informativo, poniendo así en práctica los consejos que les había dado Nacho más temprano.

 
*Camila Hernández, estudiante de Producción de Radio y Medios Audiovisuales

Galería
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER