PASA EN ETER

Eduardo Aliverti: “Para poder opinar primero hay que saber informar, tenemos que ser tutores del oyente”
Por Pablo Coronel | @pabloircoronel_

Eduardo Aliverti, una de las voces más reconocidas de la radio y además rector de ETER, dictó una clase especial para la materia Producción de Radio, a cargo de los profesores Martín Correa y Roxana Russo para la carrera de Periodismo.


“Un comentario y una columna no tienen nada que ver”, comenzó diciendo Eduardo Aliverti en la clase especial de Producción de Radio sobre el sub-género periodístico de opinión, que dictó para los alumnos de segundo año de la carrera de Periodismo. El experimentado locutor y periodista, brindó a los alumnos herramientas narrativas y argumentativas para su mejor desempeño cuando se encuentren informando durante un programa al aire; partiendo desde su propia experiencia y formación, ofreció las mejores técnicas para el desarrollo de columnas de opinión.



Revelando que no todas las opiniones que se dicen en la radio por parte de los conductores y/o locutores constituyen una columna de opinión propiamente dicha, o una columna editorial, Eduardo Aliverti explicó a los alumnos que la diferencia fundamental entre comentario y columna radica en la cantidad de tiempo dedicado y a la calidad en la información que se da, junto a la certificación de la voz que la comunica. Según Aliverti, una columna es expresada por personas que posean un conocimiento específico o una especialización sobre un determinado tema, mientras que un comentario es “un texto breve, improvisado o leído que puede ser hasta en tono coloquial”. Aliverti aclaró que una columna se da únicamente cuando quien la expresa tiene un extenso conocimiento del tema y que, además, tiene la capacidad de poder informar de manera clara y sintética. Según el locutor: “Para poder opinar primero hay que saber informar. Tenemos que ser tutores del oyente”.


El locutor manifestó que: “Algo que sucede a menudo cuando hablamos de que alguien vierte la opinión, es que ese alguien editorializa, cuando en realidad lo que está haciendo es una columna de opinión. Desde el punto de vista técnico de definición periodística, tanto en la radio como en la televisión, es una columna de opinión porque expresa la posición individual de quien lo dice. Solo se puede hablar de editorial cuando se expresa lo que un medio o institución quiere comunicar”. Además, dejó claro que: “Una columna de opinión empieza y termina por parte del columnista, sin interrupción de la mesa. Lo que no puede ocurrir es que se siga hablando del mismo tema una vez finalizado”.


Refiriéndose a la importancia que tiene en la radio que el locutor sea claro a la hora de saber informar, el rector de ETER expresó que: “La radio no da revancha. Lo que no se entendió en un principio no se puede volver a repetir”, refiriéndose a que la información que se quiere trasmitir debe ser, primeramente, de fácil comprensión para el receptor; sin ahondar en conceptos demasiado complicados o cifras demasiado exactas.


Llegando al final, Eduardo Aliverti, profundizó en la labor periodística a la hora de comunicar en radio y dió recomendaciones generales a los alumnos reiterando la importancia del lenguaje: “El uso correcto de las siglas y la necesidad de explicar de qué se está hablando cuando se las nombra para dejar en claro los significados al receptor; cuidar la cacofonía y la repetición de palabras mientras se está frente al micrófono y, también, cuidar especialmente que no se note que el locutor está leyendo considerando que eso es un arte aparte”.

“La frase de apertura y la frase de cierre son elementos fundamentales de la estructura narrativa. Permítanse ser desordenados y no ansiosos, una columna la pueden empezar por la frase de cierre, si tienen un cierre arranquen entonces por el final. Si no tienen la apertura ni el cierre, pero tienen claro que quieren decir, trabajen toda la estructura. Ya se les va a ocurrir como empezar o cerrar. No estén con la página en blanco, sigan. La ansiedad narrativa es muy jodida, pensar que necesariamente tenemos que ir de principio a fin, les puede ir en contra. Pueden empezar por el fin, claro, como en tantos cuentos y tantas joyas”, aconsejó Eduardo Aliverti, finalizando así con la clase que cerró con los aplausos de los estudiantes.


*Pablo Coronel, estudiante de segundo año de Periodismo, ETER.

Galería
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER