Pasa en ETER

Periodismo de datos: El mejor aliado de la investigación
Por Nahuel Mosteirin | @nahuel.mosteirin

Bianca Pallaro, periodista y especialista en datos de La Nación, visitó ETER y analizó junto a los estudiantes de Periodismo acerca de la importancia de conocer los datos con los que se trabaja.


Al iniciar la clase de Herramientas Digitales para Periodistas, junto a las docentes Carolina Bologna y Milagros Moreno, y través de una presentación de PowerPoint, Bianca Pallaro comenzó a dar cátedra de sus conocimientos. Ella es parte del equipo de periodismo de datos e información de LA NACIÓN DATA. Junto a los alumnos, se trabajó sobre su especialidad, el periodismo de datos. ¿En qué se basa ese ejercicio? La idea es que al momento de realizar una investigación, un reportaje o una nota, poder contar con la mayor cantidad de datos disponibles para asegurar la verosimilitud de lo que se esté narrando.


“No nos dedicamos a agarrar datos y trabajar porque sí. Buscamos la parte periodística. Buscamos la verdad”, confesó Bianca.





La periodista explicó cómo usar correctamente la información que tenemos a nuestra disposición. Hay mucha data que es de libre acceso, pero en general no se conoce su disponibilidad. En el caso del Estado, por ejemplo, Bianca contó sobre la vez que decidieron investigar las horas picos de los subtes de la ciudad. Usando la base de datos que estaba al alcance de ella, una base de datos de acceso público, junto con su equipo calcularon que los tiempos de hora pico en los subtes era diferente a la que el gobierno tenía estipulados. Esto daba como resultado que las formaciones pasasen más seguidas cuando no era necesario, quedando vagones vacíos y peor aún, restando plazas que podrían destinarse a los horarios en los que más se las necesita. Al momento de presentarle este reporte al Gobierno de la Ciudad, los funcionarios quedaron sorprendidos con el resultado y les pidieron si podían compartir la base de datos que habían utilizado para armarlo, siendo ésta la misma que ellos usaban. Esto es uno de los puntos que Bianca resaltó fervorosamente; la información por sí sola no sirve para nada: “Hay que saber administrarla para poder hacer un correcto uso de ella”, insistió la invitada.


Cuando se le planteó la relación entre el periodismo tradicional y el periodismo digital a través de las bases de datos, ella dejó muy en claro que las dos cosas van de la mano. El periodismo de datos no viene a reemplazar al rol del periodista. Es una herramienta más que el profesional tiene a su disposición y una muy poderosa si se la usa correctamente.


El uso para las bases de datos es prácticamente ilimitado. Por ejemplo, junto a un equipo informático, desarrollaron un programa que reúne automáticamente los datos de las variaciones del dólar día a día, y permite tener un gráfico actualizado de la curva que la divisa sigue. De la misma manera, recopilaron los precios históricos de la canasta básica de alimentos y pudieron pasar en limpio cuanto aumentaron los precios de cada artículo en comparación a fechas anteriores. De esta forma, al momento de elaborar un informe o una nota, Bianca cuenta con vasta información.


Finalmente, Bianca se mostró dispuesta a ayudar a sus futuros colegas. Una vez terminada la clase, se quedó hablando con algunos de los estudiantes, ofreció sus redes y su propio teléfono para cualquier duda que tuviesen.

*Nahuel Mosteirín - 2do año Producción de Radio y Medios Audiovisuales.

Suscribite a nuestro newsletter